Fuente

Viernes, 06 de enero del 2017 a las 09:25

Mendilibar no quiere fichajes a pesar de la salida de Jota y la lesión de Kike

El Eibar no realizará ninguna incorporación en el mercado invernal. Eso es al menos lo que declaró ayer José Luis Mendilibar, que no ha solicitado ningún refuerzo extra pese a que tendrá que afrontar las próximas semanas de comprimida competición con tres jugadores menos de los que tenía cuando arrancó la temporada.

La marcha de Jota Peleteiro no le ha supuesto ningún quebradero de cabeza, porque al margen de que la tenía asumida hace tiempo, apenas contaba con él y, por tanto, no altera en absoluto sus planes. Más inquietantes le resultan las prolongadas bajas por lesión de Iván Ramis y Kike García, pero insiste en asegurar que con los veinte efectivos que tiene en la plantilla le basta para afrontar con garantías lo que resta de campeonato.

«Sigo pensando lo mismo», señaló ayer el técnico azulgrana cuando se le preguntó si se mantenía en la idea de no reforzar el plantel, pese a perder para los dos próximos meses al delantero conquense por una rotura de peroné de su pierna derecha. «Otra cosa es que el club entienda que tiene que fichar, pero no para estos seis meses, sino ya más de cara a la próxima temporada, como ocurrió con el propio Kike», explicó Mendilibar, aunque acto seguido reiteró que él se da por satisfecho con lo que tiene entre manos. «Quizá aparezca algo, pero yo estoy contento con lo que tengo. A Ramis le queda un mes y a Kike dos, pero creo que estamos bien. Estoy contento con lo que tengo», repitió. «Creo que nos puede valer con lo que tenemos para aguantar la temporada, incluso con los partidos que nos vienen, pero esta situación también supone una forma de echar mano de los de abajo. Vienen a entrenar y si alguno nos tiene que venir a ayudar, será una forma de hacer ver que podemos contar con ellos».