Fuente

Martes, 09 de mayo del 2017 a las 12:10

Lillo trabaja al margen y Amorebieta sufre una contusión

Regresó el Sporting esta mañana a los entrenamientos con vistas a afrontar ante el Eibar el próximo domingo en Ipurua su penúltimo partido de LaLiga Santander en la lucha que mantiene por eludir el descenso. El encuentro del pasado sábado en El Molinón no dejó sancionados en el equipo rojiblanco y tampoco lesionados más allá de una contusión de Isma López, que hoy se empleó con normalidad. Lillo es el único rojiblanco que está de baja médica. El defensa alicantino continúa el trabajo de recuperación de la mano del fisioterapeuta.

La única incidencia del entrenamiento de esta mañana fue una contusión que sufrió Amorebieta en la rodilla derecha. La sesión preparatoria (10.30 horas en Mareo) fue de puertas abiertas, como también lo será la de mañana a la misma hora y en el mismo escenario.