Fuente

Miércoles, 10 de mayo del 2017 a las 12:44

Amorebieta se recupera. Lillo y Viguera trabajaron al margen

El futuro más inmediato del Sporting pasa obligadamente por Éibar y su partido frente al conjunto armero de este próximo domingo a las 20 horas. Las cuentas están echadas y solo sirve la victoria, además de lo que se juegue en otros campos por parte de los rivales directos. Con esta referencia afronta el Sporting su entrenamiento de esta mañana en Mareo (10.30 horas, de puerta abierta).

Lillo prosigue el trabajo de recuperación de su tobillo izquierdo con el fisioterapeuta, mientras que Borja Viguera, que arrastra molestias en el suyo derecho tras un esguince que sufrió semanas atrás, recibe tratamiento para el mismo. En cuanto a Amorebieta, que no pudo completar el entrenamiento de ayer por un traumatismo en su rodilla derecha, se reincorporó al grupo.