Las Palmas
2
0
Málaga
Carranza. Sábado, 12 de agosto del 2017 a las 22:00h

Fuente

Domingo, 13 de agosto del 2017 a las 18:22

Crónica del amistoso: Las Palmas 2-0 Málaga

2- Las Palmas: Chichizola, Simón, Ximo, Bigas, Dani Castellano, Lemos, Fabio, Tana, Viera, Vitolo y Boateng.
También jugaron: Halilovic, Calleri y Hernán.

0- Málaga: Andrés, Luis Hernández, Chory, Cifuentes, Cecchini, Jony, En-Nesyri, Mula, Luis Muñoz, José Carlos e Ian.
También jugaron: Diego González, Juanpi, Adrián, Borja Bastón, Recio,

Goles: Prince Boateng (39′); Bigas (65′).

Manolo Márquez dio entrada a un once del que se presume gran mayoría de titulares de cara al debut liguero en Mestalla, con un nuevo 4-1-4-1 donde Lemos ejercía de pivote ayudado por Fabio González para liberar a Jonathan Viera. El uruguayo alternó acciones de calidad y criterio con numerosos errores en la entrega y riesgos innecesarios. No obstante y aunque la UD trataba de tener el balón, no terminaba de dominar el partido y sus numerosas imprecisiones hicieron crecer a un Málaga tímido al inicio, que frenaba con continuas faltas el juego amarillo.

El equipo de Míchel calcó el dibujo de la víspera, con Cifu y Jony de ‘carrileros’, más los jóvenes José Carlos y Cecchini de ‘pivotes’. La diferencia es que Mula y Chory Castro son jugadores más claros de banda, frente a Recio y Juanpi, dos interiores, que fueron los que actuaron en los vértices más adelantados del cuadrado ante el Villarreal.

Boateng y Chichizola se erigieron en los protagonistas del primer tiempo y por diferentes motivos. El argentino lo paró absolutamente todo, especialmente a En-Nesyri. Le sacó dos mano a mano tras sendos errores gravísimos primero de Ximo Navarro y posteriormente de Lemos en defensa. Sufría la UD pero siempre aparecía el arquero formado en River Plate, quien mantuvo al equipo cuando peor lo pasaba.

El otro fue Prince Boateng. Voluntarioso y muy fino en el desmarque, estuvo con el punto de mira siempre muy desviado. Hasta tres veces se plantó con buena posición de disparo ante Andrés y las tres las envió al limbo sin hacer intervenir al guardameta del equipo andaluz. No obstante, se redimió de sus errores transformando un penalti muy inocente de Cifu sobre Dani Castellano en la recta final del primer acto. Sin merecerlo, la UD se iba ganando al descanso.

Controló mejor el juego el equipo amarillo tras la reanudación, sin correr riesgos en la entrega y cometiendo muchos menos errores atrás. Además, por fin logró encadenar algunas jugadas de largas combinaciones, denominación de origen de las virtudes de estos futbolistas. Fruto de ello llegó una gran ocasión para Vitolo, tras una acción en la que participaron casi todos los jugadores de la UD. No obstante, le faltó al grancanario concretar ante Andrés.

Quien sí acertó fue Pedro Bigas. El balear terminó de matar el partido entrando con más convicción que nadie al punto de penalti en un córner botado por Tana. Juan Carlos se durmió y la UD sentenció el Trofeo Carranza, ya que poco más ocurrió desde el momento del gol -minuto 65- en adelante. También dio tiempo para que Chichizola diera un motivo más a En-Nesyri para soñar con él, tapando otro remate a bocajarro.

ONCES INICIALES