Fuente

Jueves, 28 de febrero del 2019 a las 15:31

Calero no entrena por gastroenteritis y el club lo marca como duda

La primera plantilla del Real Valladolid completó este jueves una sesión, a puerta abierta, donde se trabajó principalmente con balón con el objetivo de ultimar la preparación antes de medirse al Espanyol, el sábado en Cornellá.

Sobre el verde de los Anexos no estuvieron los lesionados Toni ni Luismi, ni tampoco el defensor Calero que sufre un proceso de gastroenteritis y según el club es duda para el encuentro del sábado.