Fuente

Lunes, 08 de julio del 2019 a las 14:44

Celta y Valencia intentan salvar la operación tras la intromisión del West Ham

El Celta y el Valencia habían cerrado la pasada semana un acuerdo para que el uruguayo jugase en Mestalla a cambio de Santi Mina, 14,5 millones, 1,5 en variables y la cesión de Jorge Sáenz. Un trato que en Vigo era visto con enorme entusiasmo.

Pero el West Ham llegó con una ofensiva a última hora y los representantes del jugador uruguayo, la agencia Stellar Football Ltd, se movieron guiados por sus intereses para que el club inglés superarse la oferta del Valencia y se acercasen a la cláusula, ya que de este modo recibirían una comisión mayor por su traspaso.

Según informa Sky Sports, el cuadro londinense está dispuesto a poner 50 millones de euros ( (44,8 millones de libras) encima de la mesa por el ariete charrúa. La cuestion es que los británicos quieren abonar la cláusula a plazos y el Celta pide la cláusula íntegra.

Celta y Valencia van a intentar salvar la operación, ya que la decisión final sigue siendo de Maxi Gómez. A ojos del Valencia, el equipo vigués se ha comportado con lealtad y eso puede ser un punto a su favor para que Santi Mina pueda ser igualmente celeste aunque Maxi decida ir a Londres.