Fuente

Lunes, 02 de octubre del 2017 a las 12:58

El Río Ave vuelve a la senda de la victoria con un gol de Bruno Teles en el último minuto

Se preveía algún cambio en el once del Río Ave tras cuatro jornadas sin conocer la victoria. Bien es cierto que el equipo en este tiempo jugó ante Porto y Benfica, además de visitar el siempre complicado campo del Marítimo. Pero también es cierto que la producción ofensiva del equipo fue escasa, incluyendo un último empate a cero goles en el campo del Aves.

Sin embargo el entrenador, Miguel Cardoso, no ofreció ninguna pista por donde podrían venir las variaciones, más allá de la obligada sustitución de Marcelo que cumplía sanción por acumulación de amonestaciones. Nelson Monte, que ya había sustituido al sancionado Marcao la pasada jornada, ocupó de nuevo un puesto como titular haciendo pareja con el propio Marcao.

Candidatos para entrar en el once inicial había varios. El delantero centro Guedes lleva varios partidos sin anotar un gol. El extremo Nuno Santos está cumpliendo y dándole la energía necesaria al equipo cada vez que entra de refresco. Yuri Ribeiro había sido titular en el lateral izquierdo al comienzo de temporada y sólo una cláusula que le impedía enfrentarse al Benfica y una posterior lesión le hicieron perder el puesto en beneficio de Bruno Teles, que aprovechó su oportunidad.

Finalmente fue Karamanos en punta de ataque la novedad de Miguel Cardoso para enfrentarse al Vitória Setúbal. El equipo jugaba mejor que su rival (70% posesión de balón) pero no marcaba.

Nuno Santos sustituiría a Barreto en el descanso y Guedes entraría por el griego en el minuto 70. A partir de ahí los goles. Rúben Ribeiro anotaba en el minuto 72 el primer gol en una jugada llena de picardía, aprovechando una asistencia de Geraldes en un libre directo.

El Setúbal empataría en el minuto 85 por medio de João Amaral en una jugada a balón parado llena de incertidumbre. Inicialmente el árbitro decretó fuera de juego de Vasco Fernandes, pero finalmente el VAR determinó que el defensa no cabeceó el balón y por tanto no existía el fuera de juego.

Cuando parecía que el empate iba a ser el resultado final llegó la bomba de Bruno Teles desde fuera del área, que daba la victoria a su equipo en el minuto 90.

El entrenador local estaba satisfecho con la victoria y el desempeño de su equipo y dejó claro que con él los jugadores tienen libertad para crear:

"Fue necesario sufrir porque jugamos contra un equipo que renunció a jugar. Quiero que quede claro que no vamos a renunciar a esta forma de jugar ni de intentar lo que es positivo y nos hace felices. Es un partido que nos da placer y no renunciamos a eso". "Nosotros damos pistas, pero después está la inspiración de los jugadores, que tienen libertad para disfrutar".