Fuente

Jueves, 18 de mayo del 2017 a las 13:06

James se incorpora al grupo en la vuelta al trabajo

Tras la importante victoria en Balaídos que sirvió para recuperar el liderato, el Real Madrid regresó a los entrenamientos. Los de Zidane comenzaron a preparar el último encuentro de la Liga, que jugarán el domingo (20:00 h, Movistar Partidazo) en La Rosaleda, y en el que se proclamarán campeones si ganan o empatan. Los titulares frente al Celta completaron una sesión de recuperación con carrera continua sobre el césped y trabajo en el interior de las instalaciones.
 
El resto del grupo, al que se incorporó James y en el que también estaba el jugador del Castilla Enzo, llevó a cabo una sesión con protagonismo para el balón. Los blancos realizaron ejercicios de posesión y presión, esprints y disparos a portería y disputaron varios partidos en espacios reducidos. Bale y Carvajal, que continúan con sus respectivos procesos de recuperación, llevaron a cabo ejercicios específicos en solitario sobre el césped.