Fuente

Lunes, 17 de julio del 2017 a las 12:26

Pepe Mel tiene decidido empezar la temporada con trivote

Las lesiones de Mosquera y Guilherme la pasada temporada le impidieron probar la fórmula con frecuencia cuando tomó el mando a mediados del curso pasado, pero los primeros choques de pretemporada han confirmado la intención de Pepe Mel de reforzar la zona de creación del equipo. Un dibujo concebido como 4-3-3 que acaba derivando en 4-1-4-1 por la profundidad del enlace.

En estos tres amistosos, Guilherme es quien en más ocasiones se ha incrustado entre los centrales para iniciar juego. Dos horas y cuarto ejerciendo de distribuidor, repartidas en tres partes iguales entre Vilalba, Vilagarcía y el campus de Elviña. De momento gana en minutos acumulados al otro gran aspirante a ese rol. Mosquera también dio salida al balón durante la segunda mitad frente al Racing, pero jugó adelantado contra el Arosa y el Silva.

Esta propuesta sostendría mejor la competencia desatada en el centro del campo blanquiazul. La llegada de Fede Valverde, propenso a acercarse al área rival, se suma a la presencia del brasileño, el coruñés y Celso Borges; todos asiduos al once, en el que alternaron durante la 2016-2017, cuando lo habitual fue el doble pivote.

Los cuatro parten con muchas opciones de estar en los primeros onces de la temporada pero uno de ellos se quedará fuera. También Expósito puede ayudar en esta demarcación en cuanto empiece a haber lesiones y sanciones. Pepe Mel seguirá perfilando su trivote en los siguientes amistosos.