Cerezo Osaka
1
3
Sevilla
Amistoso. Lunes, 17 de julio del 2017 a las 11:00h

Fuente

Lunes, 17 de julio del 2017 a las 13:53

Crónica del amistoso: Cerezo Osaka 1-3 Sevilla

Cerezo Osaka: Kim; Matsuda, Maruhashi, Jonjic, Yamashita; Yamaguchi, Kimoto, Mizunuma, Yamamura; Kakitani y Sugimoto.
También jugaron: Fukumitsu, Tanaka, Sawakami, Sekiguchi, Fujimoto, Ricardo Santos y Noriyuki Sakemoto

Sevilla FC: Sergio Rico; Mercado, Nico Pareja. Carriço, Escudero; N'Zonzi, Krohn-Dehli, Vázquez; Montoya, Sarabia y Ben Yeder.
También jugaron: Lenglet, Ganso, Corchia, Correa, Pizarro, Muriel y Banega.

Goles: Ben Yedder 40', Ben Yedder 55', Fukumitsu 79', Muriel 91'.

En el primer partido de la preparación estival, el equipo de Eduardo 'Toto' Berizzo mostró indicios de lo que puede ser. Posesión y verticalidad en los metros finales. Los delanteros aparecieron en los momentos clave y Ganso, a quien se pensaba casi descartado, puso la magia con sólo dos jugadas.

El primer once del Toto dibujó un 4-2-3-1, en el que las bandas fueron las principales vías de ataque para hacer daño al actual líder de la liga japonesa. Con Montoya y Sarabia ocupando los extremos, Franco Vázquez cayendo a la derecha al equipo se le vio muy fluido en ambos flancos, enviando continuamente balones a los de arriba. 

En el minuto 5, fueron los locales los primeros en acercarse a la portería de Sergio Rico, que despejó sin problemas un buen cabezazo de Sugimoto tras pase desde la izquierda de Kakitani.

Uno de los más destacados en la primera parte fue Walter Montoya, quien siente que está ante la oportunidad de ganarse un sitio en el plantel de Berizzo. Así, el extremo argentino ofreció distintas alternativas. La primera, un violento disparo desde la frontal en el minuto 7. Y no pararon tanto el suramericano como sus compañeros en ataque.

Las subidas de los laterales, Mercado y Escudero fueron constantes, posibilitando la llegada al ataque con una mayor acumulación de hombres. El Mudo, con una picada en el 21' y un potente disparo en el 33', Escudero, que probó de lejos en el 36', y Carriço, que envió el cuero al travesaño en el 37' tras un saque de esquina de Sarabia desde la izquierda, no paraban en su búsqueda del gol que abriera la lata.

Estuvo de nuevo cerca el Mudo, en el 40', con un remate de cabeza que sacó de manera brillante el portero local, aunque acabó fallando. Montoya, con otro disparo desde la frontal del área, puso en aprietos al guardameta local, que, esta vez, no fue capaz de recoger el balón entre sus brazos, dejando el despeje a los pies de Ben Yedder, quien no falló, 0-1. 

Tras el paso por vestuarios, la segunda mitad empezó con cambios en el Sevilla y el debut del primer fichaje de la mano de Berizzo. El francés Corchia, con el 2 a la espalda, sustituía a Mercado. Hacían lo propio Lenglet, por Pareja, Ganso, por el Mudo Vázquez, y Correa, por Montoya.

En el 48' , Ganso dio un genial pase con el exterior de su bota izquierda para que Sarabia se plantara solo frente al arquero local. Pero el madrileño no definió de forma correcta.​

En el 54', de nuevo, Ganso, con un pase picado a la espalda de la defensa, encontró a Correa, quien, con su punta de velocidad, se enfrentó al portero en un uno contra uno que acabó con el argentino en el suelo y con el colegiado pitando penalti. Con todo, Ben Yedder fue el encargado de tirar la pena máxima. Y no falló. 0-2.

En el 61' entraron Pizarro (con el '8'), Muriel (con el '9') y Banega (con el '10'), que sustituyeron a Krohn Dehli, N'Zonzi y Ben Yedder.  Berizzo optó por un 4-3-3 en el que Banega, Pizarro y Ganso en la medular y Correa alternándose en los extremos con Sarabia.​

Con los cambios, el ritmo bajó levemente, aunque el Sevilla continuó siendo el dueño del partido. A pesar de ello, tras disfrutar de una falta a favor por mano de un defensor nipón, en la contra, el Cerezo Osaka recortó distancias en el marcador.​ En el 81', Ricardo Santos recibió el balón en el centro del campo, abrió una pared a la derecha y acabó sirviéndole el balón a Fukumitsu, quien, con suspense, le dio primero al palo y luego la introdujo en la portería de Sergio Rico. 1-2.

Guido Pizarro, en el 88', demostró su clase con una arrancada. Él mismo cortó el balón, salió con calidad con un autopase y se la puso a Sarabia, quien disparó muy ajustado, enviando el balón al lateral de la red.

Un balón largo de Sergio Rico quedó dividido entre un defensa japonés y el arquero, apareciendo Muriel por velocidad y demostrando ser el más listo de la clase. El cafetero metió la punta de la bota y acabó enviando el balón al fondo de la red. 1-3.

ONCE INICIAL