Fuente

Martes, 20 de noviembre del 2018 a las 17:38

Una Premier más británica por el Brexit

"Manchester City 3 Chelsea 0" by @cfcunofficial (Chelsea Debs) London (CC BY-SA 2.0)

 

Más pronto que tarde, el Brexit será una realidad. El Reino Unido dejará de formar parte de la Unión Europa y el tiempo dirá si su futura condición política trae más consecuencias positivas o negativas para sus ciudadanos. De entrada, su aplicación oficial, que será efectiva el 30 de marzo de 2019, supondrá una serie nueva de medidas en todos los ámbitos. Y el fútbol no será ajeno a los cambios que se avecinan. 

Hoy, la Premier League está considerada la competición más igualada, interesante, emocionante y abierta entre las grandes ligas europeas. Basta decir que cuenta, desde hace varios años, con más tres candidatos al título. Lo son actualmente el Manchester City, el Tottenham, el Liverpool, el Chelsea y hasta el Arsenal, según las cuotas de las apuestas en la Premier League de bet365. Una afirmación que se ve reflejada en la clasificación, en la que los cinco primeros están separados por solo ocho puntos, los que distancian al City (primero) del Arsenal (quinto). 

El reparto más equitativo de los ingresos televisivos, la mayor presencia de magnates al frente de las acciones y la fidelidad de los aficionados a los estadios han permitido a la Premier invertir más que otros en el talento foráneo y en nutrir sus plantillas de grandes estrellas. Incluso equipos llamados a pelear por descender se pueden permitir tener en nómina a jugadores como Berg Gudmundsson, uno de los héroes de la actual selección de Islandia, que juega en el Burnley. 

La FA obligará a los clubes a tener un número mínimo de británicos

Estas virtudes - que diferencian a la Premier de LaLiga Santander, donde el premio se lo reparten el Real Madrid y el Barcelona; de la Serie A, en la que manda sin discusión la Juventus; la Ligue 1, un parque de atracciones para el PSG; y la Bundesliga, que vive bajo el imperio del Bayern del Múnich - podrían tener los días contados. Según avanza el diario ‘The Times’ y recoge ‘La Razón’, la FA obligará a medio plazo a los clubes a reducir drásticamente el número de extranjeros y formar una plantilla con la mitad de sus miembros con nacionalidad británica. 

A fin de no trastrocar los contratos en vigor, será una medida que se aplicará paulatinamente, pero promete tener consecuencias directas en alguno de los considerados como grandes porque solo seis de los actuales 20 componentes de la Premier cumplirían con la futura normativa que exigiría tener a 13 británicos y solo 12 futbolistas de fuera del Reino Unido con ficha profesional. No es el caso del actual campeón, el City. De hecho, dentro del once de gala de Pep Guardiola, solo hay hueco para los ingleses Kyle Walker y Raheem Sterling. No obstante, no es una excepción entre los primeros clasificados porque la media en las alineaciones no asciende mucho más entre la competencia directa de los ‘sky blues’. Por ejemplo, el Chelsea no suele jugar con británicos de inicio, pero suele saltar al campo con cuatro españoles y en ocasiones hasta con seis nacidos en España. 

Después de la británica, la nacionalidad española es la más presente en la actual Premier, con hasta 37 futbolistas repartidos entre los 20 equipos. Sin embargo, el actual formato tiene los días contados para potenciar el producto nacional. Entre la selecciones locales, Inglaterra llegó a las semifinales de la última Copa del Mundo, pero no gana este torneo desde 1966. Por lo tanto, se puede decir que ni Inglaterra, que es la primera potencia del Reino Unido, es una de las mayores cunas de futbolistas del mundo.