Autor

Lunes, 15 de julio del 2019

Artículo explicativo de las jerarquías de las plantillas

FútbolFantasy estrenará este verano una nueva serie de artículos para tratar de analizar, todavía más si cabe, la situación en la que se encuentra cada jugador de LaLiga. Estas secciones, a las que llamaremos 'jerarquías', estarán disponibles desde el apartado OBSERVACIONES de cada equipo, como muestra el siguiente ejemplo.

El hecho de que cada juego Fantasy tenga ya más de cuatro modos de puntuación hace que, recomendar jugadores de forma global se haga cada vez más difícil, ya que jugadores recomendables para los modos prensa, pueden resultar ser poco recomendables para los modos estadísticos y viceversa, lo que obliga a estar explicando siempre en qué sistema de puntuación nos estamos refiriendo a la hora de aconsejar un jugador. Esto, unido a que el fútbol es totalmente impredecible, convierten este tipo de artículos-recomendaciones en algo abstracto y poco preciso salvo que se recurra a la obviedad (como se suele hacer).

En nuestra misión de intentar ayudar a los usuarios fantasy, vamos a analizar siempre a los jugadores desde un punto de vista totalmente futbolístico, sin entrar a valorar un modo de puntuación fantasy en concreto u otro. De forma experimental, estableceremos una jerarquía dentro de cada equipo, en el que dividiremos a los jugadores en cinco subgrupos: Jugadores clave, jugadores importantes, jugadores de rotación, jugadores reserva y descartes.

De esta forma, los usuarios pueden hacerse una idea general de en qué situación está cada jugador dentro de su equipo en un determinado momento de la temporada y teniendo en cuenta que pueden cambiar de grupo a medida que transcurre los días, las semanas y los partidos.

OBSERVACIONES

Esta jerarquía está, principalmente, basada en datos y actuaciones recientes reales o declaraciones de directivos y entrenadores. Algunas veces, como en el caso de nuevas incorporaciones, se basará únicamente en nuestra intuición, por lo que puede existir riesgo de error. No obstante, nos vemos capacitados para ir perfilando y actualizando las clasifiaciones de cada una de las 20 plantillas a medida que avanza la temporada.

Jugadores clave
Serán aquellos que, además de ser titulares, serán piezas clave del equipo. Hombres que difícilmente vayan a ser suplentes incluso estando en el peor de sus momentos. Jugadores que va a resultar (casi) imposible verlos en el banquillo en un derbi o en un partido importante. Tan solo las rotaciones a tres o cuatro días de otro partido mucho más importante les apartarán de la titularidad para que descansen.

Jugadores importantes
Serán aquellos jugadores que parten con la etiqueta de titulares, pero como evidentemente en el fútbol nada es eterno, su condición de titular dependerá de sus actuaciones y, si bajan el rendimiento, lo más seguro es que caigan a una categoría inferior. También cabe la posibilidad de que, si consiguen ofrecer un muy buen rendimiento, acaben pasando al grupo de jugadores clave.

Jugadores de rotación
Son aquellos jugadores que no acaban de ser ni titulares ni suplentes, ya sea por el hecho de que su equipo juegue tres partidos cada semana y hay que rotar o, simplemente por decisión técnica, haciendo que puedan llegar a jugar una jornada si y otra no dependiendo de las características del rival, la condición de local y visitante o de las idas y venidas del entrenador. No obstante, cuando se trata de un partido muy muy importante, la mayoría de ellos suele estar en el banquillo.

Jugadores reserva
Son jugadores que tienen complicado tener minutos como titulares salvo lesión o sanción de un compañero de un grupo jerárquico superior, ya que hay otros compañeros que parten con ventaja en este arranque de temporada. Su misión es lograr tener minutos de calidad desde el banquillo para llegar a ganarse un puesto en el once titular. Al igual que ocurre con los jugadores titulares, nada es eterno y pueden modificar su condición gracias a sus buenas actuaciones.

Descartes
Más abajo de los jugadores reserva se encuentran los descartes. Jugadores que probablemente ni si quiera tengan ficha en el equipo y, si la tienen, es porque hay un hueco libre. Parten con mucha desventaja y con muchas opciones de quedarse fuera de las convocatorias si finalmente no encuentran a otro destino.