Fuente

Martes, 13 de agosto del 2019 a las 20:51

El fichaje de Raúl Navas por Osasuna podría desbloquearse tras la J1

A Osasuna solo le falta una alta más para cerrar su plantilla: un cuarto central. Tras la incorporación de Roncaglia y con la presencia de David García y Aridane, el club rojillo ve necesario fichar un nuevo defensor que amplíe la nómina de efectivos en la retaguardia mientras Unai García se recupera de su grave lesión de rodilla.

Hace días se hizo público el interés de Osasuna en hacerse con los servicios de Raúl Navas, incluso antes de que el club anunciase el fichaje de Roncaglia. Pero hay una razón por la cual la Real Sociedad todavía no quiere desprenderse del central sevillano y está alargando las negociaciones. "Hemos hecho una oferta dentro de nuestras posibilidades y estamos a la espera de que nos contesten", explicaba hoy mismo el presidente de Osasuna, Luis Sabalza.

El motivo no es otro que la jornada 1 y el partido de Mestalla. Para este encuentro, Alguacil tiene las bajas de Aritz y Llorente por sanción, además de Sagnan por lesión. Esto hace que la nómina de centrales se reduzca a Navas y Le Normand, aunque el técnico tiene pensado alinear a Zubeldia junto al canterano francés. No obstante, la idea del cuerpo técnico es que Navas esté en el banquillo por si surgiera alguna emergencia.

Una vez superada la jornada 1, Alguacil volverá a contar con Llorente y Aritz, sus centrales titulares que, junto a Le Normand, Zubeldia y el lesionado Sagnan, dejarían vía libre a Navas para recalar en el club rojillo.